El acento que le falta a tu corazón (ficción)

Por @arturtavera

– ¿La pides tu o la pido yo?
– Creo que mejor la pido yo, está viendo hacia acá.
Levanté mi manó derecha haciendo la señal de que estaba pidiendo la cuenta, por una extraña razón me imaginé sosteniendo una varita mágica como Harry Potter y estuviera haciendo algún hechizo. Minutos después llegó la cuenta y cada quien se dispuso a pagar lo que había bebido. Yo como siempre había ordenado un jugo de naranja, por eso de la vitamina C, y él como de costumbre había tomado café, muchas tazas de café. Dejamos la propina y nos fuimos de ahí.
Caminamos unas cuantas cuadras, recorrimos algunas tiendas de antigüedades y finalmente llegamos a la librería. Cada quien se fue a su sección favorita: ficción y ciencia. Me paré al lado de los nuevos lanzamientos, buscando algún título que llamara mi atención, ningún libro lo hizo, pero si había algo que me interesaba, él. Miré hacia su sección favorita y vi que no estaba, ¿en dónde se había metido? Volteé hacia atrás y vi que estaba en una sección que jamás pensé que pisaría, autoayuda. ¿En verdad necesita autoayuda? ¡Me ofrezco a ayudarte!
Caminé hacia él y vi que estaba concentrado leyendo la contraportada de un libro como de trescientas páginas. Traté de voltearlo para ver de qué se trataba pero no me dejó e incluso tapó el lomo para que no leyera el título. Su cara mostraba aprobación y ese gesto que alguien hace cuando un artículo lo convenció para comprarlo.
– ¿No encontraste nada que te gustara? – preguntó.
– Mmmmm… no, no vi nada interesante ¿y tú? – aunque obvio si me gustaba algo en esa librería.
– ¡Que mal! Pues yo me llevaré este – y sin más caminó directo hacia la caja.
Pagó y salimos de la librería, le hizo un nudo a la bolsa donde se encontraba el libro, era obvio que no quería que viera de qué se trataba.
– ¿Cuál te compraste?
– No te voy a decir. Te va a dar risa y te vas a burlar de mí.
– ¡Claro que no me voy a burlar de ti! Todos a veces en la vida necesitamos un poco de autoayuda.
– ¿En serio esa es la mejor manera de querer convencerme para que te lo enseñe?
– ¿Qué tan malo puede ser?
– Bueno, está bien. Te lo voy a enseñar.
– ¿En serio eres tan fácil de convencer?
Puso lo ojos en blanco y desamarró la bolsa para introducir su mano y sacar el libro. Lo puse en mis manos y leí: “Cómo encontrar el amor en 10 pasos”. Mi reacción no fue reírme, fue todo lo contrario porque me tomó por sorpresa. ¿En verdad estaba buscando el amor? ¿Un amor de 10 pasos? ¿Existen 10 pasos para encontrarlo? ¡¿Por qué nadie me lo dijo?!
– ¿Por qué te compraste esto? Pensé que este tipo de libros no te gustaban para nada.
– Me lo compré porque pienso que mi vida va muy bien, tengo un excelente trabajo, pero siento que algo me falta y creo que tu también te das cuenta.
Y mi subconsciente gritó: ¡YO!

FIN

Cuando el «primer amor» te «destroza» el corazón

Por Erika Enríquez

“En tu planeta me quedé, fue por un tiempo, nunca fue mi plan”, “amores que matan nunca mueren”, “pero no sé qué diera por tenerla ahora mismo mirando por encima de mi hombro lo que escribo”, “cuando se reconocieron algo en ellos despertó, bebieron soplos de tiempo, las señales descubrieron”, éstas y otras muchísimas canciones han sido escritas debido al tema de esta entrada. Amor y desamor. Sí, hablo de ese amor erótico del que Erich Fromm, en su libro El Arte de Amar, menciona como un sentimiento que no es fácil para nadie, pero que sin embargo, como el título de la obra lo sugiere, el autor ve al amor como un arte, el cual requiere de conocimiento y esfuerzo. Este libro (el cual les recomiendo), nos dice que uno de los principales problemas sobre el amor es que creemos que no podemos aprender ya nada de él y que el ámbito del “mercado amoroso”, responde sobre la misma lógica que el mercado comercial, la idea de un intercambio favorable. Y sí, en gran medida eso son las relaciones de cualquier tipo, y también es un poco cierto lo que reza Fromm, respecto a que el amor erótico, el que se siente por otra (s) persona (s) es “la forma de amor más engañosa que existe”, puesto que este tipo de amor se ve como una atracción individual y concreta entre dos personas, en lugar de hablar de un acto de VOLUNTAD y COMPROMISO.

 Pero bueno, hacia dónde va mi choro, el día de ayer fui al cine a ver el estreno de la película “Yo antes de ti” (Me before you), y de ahí la decisión de hablar exclusivamente del AMOR, claro está que sólo hablaré desde mi trinchera.

El “primer amor”, bueno, resulta que el primer amor no en todos los casos es el primero, por eso alguien muy sabio escribió: “que me perdonen mis viejos amores por considerar éste como el primero”. De repente aparece esa persona, que llega a moverte el piso y al mismo tiempo brindarte tranquilidad, ¿no?, que te hace sentir mil revoluciones y pareciera que nada más existe, que aunque ya haya pasado mucho tiempo sigues pensando en esa persona, y que tu mente la dibuja, una y otra vez. Si pensaste en alguien, ¡felicidades, tienes un “primer amor”! Pero también es el mismo que puede destrozarte todos los castillos construidos en un segundo, es el mismo que a pesar de amarte tanto se aleja o te aleja y ¡pum!, a parecen los cachitos de corazón en el piso y el helado en la nevera, o si eres del tipo cursi como yo, lloras con películas como la antes mencionada.

IMG_5662(1)Voy a tratar de hablar sobre algunas cuestiones de la película sin quemarla, para que los que aún no la ven o leen el libro, tengan chance de hacerlo. Esta persona que está con una condición distinta se enamora de otra y viceversa, sin embargo, algo pasa y no se acaba en un final típico de novela de Televisa, y es que así es la vida, por ello, creo fielmente en que la vida es un constante volver a empezar, que los amores eternos son pasajeros y que el amor de tu vida no es lo mismo que la persona de tu vida. Y sí, me baso en mi experiencia para decirlo, muchas veces queremos intentar algo una y otra vez, pero nos olvidamos de la esencia que las cosas tuvieron en el momento y preferimos atarnos a recuerdos, experiencias, personas, pero es que soltar a la persona que hizo que “cambiaras para bien” es una de las cosas más complicadísimas de esta vida. Todos hemos pasado por eso, pero cuando te pasa a ti y estás clavado en ese rollo, nadie te entiende. Crees que jamás vas a encontrar a nadie así, y te tengo noticias, ¡no lo vas a encontrar!, porque las personas somos muy diferentes unas con otras. Pero no podemos quedarnos estancados de por vida, necesitas un día a la vez. Y es que el amor, es como una droga y como tal debe ser tratada, tómate tu tiempo, relájate y no te presiones para olvidar, cada quien tiene su ritmo, camina a su ritmo, suelta a su ritmo.

 Disfrutar que… ¿te destrocen el corazón?

 Si te destrozaron el corazón disfrútalo, sí, leíste bien, disfrútalo, estás vivo y tienes una de las capacidades más bonitas de todas que es AMAR (que persona tan cursi y sadomasoquista), pero es la verdad. Date la oportunidad de conocer personas, de romper tus límites y aceptar cosas que no acostumbrabas. El amor comprometido y voluntario transforma vidas, más allá de que si es eterno o no, si es el primer amor o no, o sí es el amor de tu vida o no. No te pongas ningún limite, como lo son la edad, la distancia, la inseguridad física, miedo a salir herido, a que te hagan lo mismo, porque sino sólo atrofiarás tu capacidad de amar, “no se puede ayudar a alguien que no quiere ser ayudado”, pero si puedes contribuir a una chispa diferente en su vida mientras tu pasas por ella, y contribuyes a tu chispa misma, es algo que ya sabía y que esta película me hizo entender más. VIVE, parte de vivir es llorar como Magdalena, porque sabes perfectamente lo que se siente que alguien te aleje de su vida por una cuestión de salud, o que te llegue un aroma y recuerdes a una persona, date la oportunidad de conocer y de sentir, no pongas pretextos como “nadie será así”, “nadie me entenderá”, “sólo él estaba hecho para mí”. CONOCE personas, de todo tipo y todas edades, el amor que puedes buscar esta allí y tu sólo vas saboteando lo que la vida te ofrece. Nunca sabes que casualidad te lleve a la siguiente aventura, como en el caso de la peli, y sin embargo, algo surgió por brindarse la oportunidad.

Pero si bueno, ahora dices “no, acabo de salir de algo y estoy mejor así”, también se vale darte tu tiempo, vaya que yo me he dado demasiado, pero ¿por qué?, bueno, ¿recuerdas que arriba mencione suelta a tu tiempo?, a mi me ha costado soltar a esa persona que rompió mi corazón en cachitos, tanto que sino no estuviera escribiendo esto, así que te daré algunos consejos que a mí me han servido para aprender de mi desamor, y sin darme cuenta en mi desamor, he aprendido de mí.

 

Consejos para sobrellevar el crack de corazón

 El primero, si quieres llorar, llora, no te detengas. Segundo, escucha música, pero no te saltes de tu playlist las canciones que te recuerden a la persona en cuestión, ¿por qué?, porque a pesar que te la seguirán recordando, estás trabajando tu manera de percibir las cosas, si vas a un bar y de repente la ponen, al menos ya no te quedarás pasmado(a). Tres, sal, diviértete, no te estanques, no olvides a tus amigos, a tu familia, ellos también son parte del amor que conforma tu vida, alejar a las personas que te quieren y quieres no es buena opción. Cuatro, viaja, ir a lugares distintos te cambia la forma de ver las cosas, seguro algo aprenderás de eso. Cinco, si quieres hablar con esa persona pero sabes que no es la mejor idea, escríbele, aunque luego sepas que no lo leerá, vaya, que ni siquiera se lo vas a dar, escribir libera el alma, pregúntenle a mi cuaderno de trescientas hojas, jajajajaja es broma.

 Nunca te niegues ninguna oportunidad, ni te lamentes por haber entregado lo mejor de ti,a-4-mensajes-positivos5(1) recuerda que el mundo sería más feliz si todos mostrarán lo lindo de sus sentimientos por otros, eso también es parte del cambio, AMAR la vida, a las personas, una cosa, la naturaleza, a ti. Si no tienes un amor erótico, ama, a la medida de todas las demás diferentes formas de amor, lánzate al vacío y no pienses tanto si es la mejor opción, toda decisión es una incertidumbre y jamás podrás prevenir hacia dónde te llevan tus decisiones, así que arriésgate y gana, o arriésgate y vuelve a empezar.


ACERCA DE ERIKA ENRÍQUEZ

Captura de pantalla 2016-06-24 a las 3.59.46 p.m.

Primero que nada, soy una PERSONA, mis papás decidieron ponerme por nombre Erika.  Tengo 24 años, una mezcla de diferentes lugares, personas y experiencias. Nací en el D.F., ahora Ciudad de México, crecí en zona metropolitana, viví siete años en Tamaulipas, y actualmente tengo casi un año radicando en Guadalajara. Lo que más me orgullece decir es que tengo raíces Oaxaqueñas. Hiperactiva, algo de cinéfila, lectora, amante de la idea de aprender, amo la vida, a veces no entiendo la muerte, me gusta la música, toda, aunque una más que otra, amante de las artes marciales. Prefiero una vida viajando (aunque sea de mochilera y pasando hambre), que en antros fiestas, conciertos, etc.

Y ahora estoy aquí escribiendo como invitada de estos dos magníficos y muy talentosos chicos.

En DUPLO nos sentimos muy contentos de darle la bienvenida a Erika como colaboradora en nuestro blog. Así que no se pierdan más posts de ella y compartan este con sus amigos.

 Pueden seguir a Erika en sus redes sociales: Twitter: @eRiqaenRiqez e Instagram: @eriqaenriqez

 

 

Luciérnagas en el estómago (poema)

Por Artur.

 

Los amores solitarios

Algunas veces se encuentran

Susurran junto al viento

Y vuelan como cometas

 

Cuando dos de ellos se unen

El tiempo se detiene

Se miran a los ojos

Iluminando sus placeres

 

El amor es un camino

La distancia es una prueba

Aquellos que lo sobreviven

Son quienes cumplen la meta

 

Tres lunares en el pecho

Una flecha los atraviesa

El corazón está marcado

Y un suspiro acecha

 

Partir a la deriva sin mirar atrás (poema)

Por Artur.

 

En un día de duelo

Las lágrimas cesaron

El dolor se ha marchado

Mi corazón halló consuelo

 

Partir a la deriva

Olvidando los momentos

Que se los lleve el viento

Y traiga nuevos recuerdos

 

Los amores viven

Los corazones no se olvidan

Aquí es donde te dejo

Para comenzar de nuevo

La nostalgia besó al corazón y éste se dio la vuelta (Poema)

Por Artur.

 

El corazón está partido

Trata de hallar  consuelo

Camina con pasos firmes

Suspirándole al cielo

 

Sentía el calor en tus labios

Tus ojos brillaban sin miedo

Besos tronados del alma

Besos tronados de acero

 

El frío invadía su sonrisa

Regresaban los recuerdos

Volaba junto a la brisa

Que dejaba su silencio

 

Cubre de negro la noche

Haz que regrese el jilguero

Canto que cura heridas

Para este amor sincero.

A %d blogueros les gusta esto: