El caso de los aguacates de México rechazados en Estados Unidos

Por @arturtavera

El día del Super Bowl es cuando más aguacates se consumen en Estados Unidos. De hecho, en el 2015 salió un comercial de «Avocados from Mexico» (Aguacates de México) durante la celebración XLIX de este evento deportivo y el año pasado se consumieron 278 millones de aguacates en nuestro país vecino. El día de ayer se dio a conocer la noticia de que un cargamento de aguacates de aproximadamente 120 toneladas, fue rechazado en Estados Unidos, por lo que fueron enviados a Canadá y de vuelta a México.

avocados-from-mexico-super-bowl-commercial-2016

Los cuatro embarques que transportaban las más de 100 toneladas provenían del estado de Jalisco, pero la exportación no se pudo concretar porque las autoridades estadounidenses rechazaron la carga. De acuerdo a Enrique Sánchez, titular del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), el rechazo se debió a cuestiones administrativas y burocráticas en Estados Unidos, ya que tardaron mucho tiempo en revisar firmas (osea todo el papeleo), y no por una cuestión sanitaria. Cabe señalar que esta era la primera exportación de aguacate de Jalisco a U.S.A. en 83 años. Lo más curioso de todo es que sucede a días de que Donald Trump comenzó su mandato como Presidente de los Estados Unidos y que ha hecho énfasis una y otra vez que va a renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLC).

56b72417-46cf-0643-4bb7-b863770aa65a-5396El día de hoy, José Calzada Rovirosa, Secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), aseguró que no es una represalia comercial por parte del gobierno estadounidense (como mucho se especula) y se espera que se vendan 200 millones de dólares por la venta de aguacates en estos días del Super Bowl. Se estima que el 82% de los aguacates que se venden en Estados Unidos son de México y siete aguacates de cada 10 en el mundo (y quizás en la galaxia) son mexicanos. Ajuaaaaa! Eso quiere decir que México ¡es el principal productor de aguacate en el mundo! (al menos somos número uno en algo, ojalá fuera en educación).

Habrá que ver la cifras de las ventas de aguacate en estos días del Super Bowl, para comprobar que realmente fue algo administrativo y no una represalia del gobierno gringo. Mientras tanto pásenme un totopo para terminarme este guacamole.

EFE_0049.JPG

Dato curioso: La palabra «aguacate» viene del náhuatl «Ahuacatl» y significa testículo, esto es por la forma en que el fruto cuelga del árbol. ¡A que no sabías eso! Esto quiere decir que el día del Super Bowl es cuando más testículos de árbol se consumen en Estados Unidos.

maxrehuhsdefault
¡Es cierto, parecen testículos!

Vivir sin generar basura (Parte III)

Por Charli.

¡Me da gusto verlos de nuevo! Como el titulo señala, este artículo es una tercera parte. Te invito a leer la introducción aquí o la segunda parte acá. Una vez por semana estoy documentando esta experiencia. Tal vez la encuentren útil o inspiradora. ¡Un abrazo fuerte!

El día

El martes pasado desperté y pensé “este es el día”. Con esas palabras en la mente, comencé mi rutina normalmente: tomé un vaso de agua, puse música, leí en el retrete, me lave las manos, me cepille los dientes, utilicé enjuague bucal… Tuve un momento de preocupación, pero aún no era día de esa habitación. Revisé mi mails, escribí un poco. Me dio hambre.

Un desayuno

Siempre me he jactado de mi habilidad para preparar algo rico utilizando únicamente los ingredientes que tengo en la cocina. No es que ande alardeándolo por ahí, es algo de lo que estoy orgulloso en la privacidad de mi mente (es como un reto de creatividad contra mí mismo). Pensé que esa habilidad secreta me ayudaría, entre a la cocina, revisé las alacenas, abrí el refrigerador; y obviamente no pude desayunar nada. Aunque no pienso ser totalmente estricto los primeros días, no es tan sencillo como pensé. El reto no ha hecho más que motivarme, tampoco es casualidad que haya comenzado un martes, ¡los martes son de tianguis de verduras! Cavilé que lo mejor sería desayunar con lo que trajera de allá.

Preparé unas bolsas ecológicas que habíamos comprado hace mucho en el súper y caminé al tianguis. La verdad no tenía un plan. Decidí comprar muchas cosas y combinarlas como mejor me pareciera, tengo la ventaja de que la mayoría de las verduras me encantan.

Cada que compraba algo simplemente pedía que por favor no me lo pusieran en bolsa plástica (les pasaba las que yo había llevado). Los vendedores como que se sacaban de onda por un segundo, pero se recuperaban al instante; dominando por completo el arte de complacer al cliente con lo que pida, ni siquiera note nada extraño. No sé qué pensaba… ¿Qué se iban a negar? ¿Qué se iban a vengar y ponerme todo en doble bolsa? … todo fue tan natural la mayoría de las veces que hasta pensé que se los piden mucho. Bueno, también hubo un mercader que me insistió por la bolsa preocupado por la seguridad de mi cilantro; y una señora sorprendía, que me felicito por lo que hacía.

Como el tianguis está muy cerca resolví dar dos vueltas porque las bolsas eran pequeñas y se pusieron pesadas. Terminé cansado y hambriento ¡Y muy sorprendido de lo fácil que había sido conseguir alimentos libres de basura! Segundos después, una vez más mi creatividad me traiciono y terminé desayunando un montón de mandarinas. Like a lot.

Una comida

La comida sí que la había planeado. ¡Mi primer comida tenía que ser aguacate! Porque lo amo y, según yo, como celebración de iniciar a vivir el proyecto y como símbolo de que comeré muchas cosas naturales exquisitas. Ese día preparé aguacates rellenos de pimientos, tomates cherry, cebolla y cilantro; con una vinagreta de aceite de oliva, pimienta, paprika y ajo, ¡Súper delicioso! Les dejo el link de donde saqué la receta aquí.

Al principio comencé a comer mi comida de celebración con el tenedor, pero a quien engañamos el aguacate no es lo mismo sin totopos. Lo que me lleva a la siguiente aclaración: por lo pronto estoy utilizando la sal, el aceite y  las especias que ya tengo en mi casa (pues considero ilógico comprar de nuevo ese tipo de artículos). También quiero contarles que, por ahora, tampoco dejaré las tortillas ¡Soy mexicano por piedad! Sin embargo, las estoy aprovechando para preparar a partir de ellas totopos o tostadas en el horno evitando así comprar eso empaquetado. Fuera de eso, nada está permitido.

Una cena

Al final cené más mandarinas, mucha jícama y un montón de zanahoria cruda.

A %d blogueros les gusta esto: